Historia del Centro

LA FUNDACIÓN DE SAN FERNANDO:

La Compañía de María llega a San Fernando en 1760, anteriormente se fundaron en España: Barcelona en 1650 y Tudela en 1687.

Estamos en el Cádiz del siglo XVIII, etapa de esplendor en toda la Bahía. Aquí se ha trasladado la Casa de Contratación, anteriormente en Sevilla. El ir y venir de las flotas al Nuevo Mundo favorece el trasiego de personas e ideas. Cádiz es plural y cosmopolita, con los aspectos positivos y negativos que esto conlleva.

En 1752, doce Religiosas de la Compañía de María de Tudela, llegan a Cádiz con el fin de partir a Méjico, en donde la Compañía tiene previsto hacer una fundación.

Esperan siete meses. Una de ellas, criolla mejicana, Mª Ignacia de Azlor, entabla amistad con una mujer ilustrada y generosa, Mariana de Arteaga, que se entusiasma con la posibilidad de una Escuela para niñas en estas tierras.

Junto a su esposo, Manuel de Arriaga, cristianos y caritativos ambos, han hecho fundaciones benéficas en ayuda de la sociedad: hospicios, casas de acogida, escuelas… Su visión de la educación de la mujer, el sector desfavorecido de aquella sociedad, coincide con el de las religiosas. Les propone fundar un convento – escuela, si ellas lo regentan, en una finca de recreo que poseían en La Isla.

En octubre de 1760, salen de Tudela seis Religiosas: María Petronila de Aperregui, Manuela Barazabal, Mª Antonia Arizcum, Juana López, Rafaela Ramírez de Arellano y Luisa Marichalar.

El día 21 de noviembre de ese año, día de la Niña María, tomaron posesión del nuevo Colegio, quedando, así, fundada la Compañía de María en La Isla.

Durante dos siglos y medio, numerosas generaciones de jóvenes, hoy también varones, han recibido en sus aulas una formación humanística, social y cristiana.

 

CON LA HISTORIA:

El juramento de las Cortes de Cádiz de 1810

 

Durante la Guerra de la Independencia el Convento-Colegio desempeñó un importante papel histórico. El asedio de las tropas francesas a Cádiz provocó la necesidad de alojamientos a los políticos asediados.

La Comunidad salió de la clausura, y su Casa fue Sede del Gobierno de la Regencia de España. Este Gobierno fue el que convocó las Cortes en La Isla en septiembre de 1810. La Casa estuvo cedida hasta 1813.

En sus pasillos y claustros se meditaron estrategias militares, y en sus patios y huertas se fue gestando lo que sería una nueva España, la España Moderna.